Ruta del arte barroco colonial

Aguascalientes es un destino con una marcada esencia colonial, que te sorprenderá con su historia y tradiciones. Camina por su Centro Histórico y descubre el templo de San Antonio de Padua, cuya belleza arquitectónica te enamorará. En sus distintos museos aprenderás sobre la historia, arte y la cultura de la región. En el Jardín de San Marcos disfrutarás de la naturaleza y de un tranquilo paseo. Si visitas Aguascalientes entre abril y mayo no puedes perderte la Feria Nacional de San Marcos, una de las más emblemáticas del país, en la que encontrarás un lago artificial, comida típica, juegos mecánicos, tirolesa, conciertos y la exposición ganadera más destacada de Latinoamérica.

Después dirígete a San Juan de los Lagos, en el estado de Jalisco. Descubrirás una ciudad de gran arquitectura en donde destaca su basílica, la cual atrae a miles de turistas que vienen a visitar a la Virgen de San Juan de los Lagos, y es por eso que se considera como un importante destino religioso y de peregrinación. Elige entre las múltiples opciones de hospedaje y visita su mercado principal donde podrás disfrutar deliciosos platillos típicos, comprar dulces y llevarte algún recuerdo.

El Pueblo Mágico de Lagos de Moreno tiene para ti atractivos arquitectónicos como la Parroquia de la Asunción, hecha en su totalidad de cantera rosa y estilo barroco, también podrás admirar el Jardín de los Constituyentes. En el Templo del Calvario tendrás una maravillosa vista desde su mirador. No olvides visitar la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz y admirar el puente de cantera sobre el Río Lagos, que es todo un ícono de la región.

Conocida como La Perla del Bajío, la ciudad de León, Guanajuato tiene muchos atractivos por ofrecer, por ejemplo, en su plaza principal puedes caminar y observar la arquitectura a su alrededor. Al ser un destino colonial, tiene recintos como la Catedral Metropolitana o el Templo Expiatorio de estilo neogótico. Sobre la Calzada de los Héroes conocerás el emblemático Arco Triunfal. Por su fama como capital del calzado encontrarás gran variedad de zapatos y artículos de piel. Ofrece también diversas opciones para comer como restaurantes, cafeterías o mercados, no olvides probar su gastronomía local, como el caldo de oso, los tacos de aire o las famosas guacamayas.

El siguiente punto es Silao, ciudad de Guanajuato que ostenta un bonito Centro Histórico, pasea entre sus calles y conoce algunas de sus muchas parroquias de distintas épocas en la historia de México. Descubre su principal atracción: el Santuario de Cristo Rey, ubicado sobre el cerro del cubilete desde donde es posible observar varios puntos del estado y la imponente escultura del Cristo que mide 20 metros de altura.

Continúa hacia la ciudad de Guanajuato, donde podrás visitar sus bellezas arquitectónicas. Sus principales atractivos son el Teatro Juárez, la Alhóndiga de Granaditas, la universidad, el Museo de las Momias de Guanajuato y el Callejón del Beso.

Irapuato, Salamanca y Celaya, son ciudades con una diversa oferta turística, y a muy corta distancia entre sí. Irapuato es conocido como la capital mundial de la fresa, entre sus atractivos destacan su catedral, la Plaza de los Fundadores y el Museo de la Ciudad. Salamanca te invita a probar uno de sus platillos insignia: las pencas rellenas de guisos y sus célebres nieves de pasta, llamadas así por su sabor a la mezcla de vainilla, jerez y nuez. Por su parte Celaya, es una ciudad de importancia comercial conocida como la Puerta de Oro del Bajío, aquí vale la pena conocer el Templo de San Francisco y la Torre Hidráulica. Al recorrer el centro encontrarás tiendas de artesanías, especiales para adquirir algún dulce o frasco de cajeta.

En tu recorrido llegarás a Querétaro, un destino con muchos contrastes, desde imponentes paisajes naturales que te regala la Sierra Gorda, hasta lugares con sorprendente historia y arquitectura. Sus atractivos te llevarán a conocer obras del arte barroco colonial como el Templo de Santa Rosa de Viterbo, adornado con retablos de oro laminado en su interior. Piérdete en su Centro Histórico y disfruta de sus plazas, iglesias, museos y monumentos. La calle Francisco I. Madero te conducirá a la fuente de Neptuno y al antiguo convento de Santa Clara de Jesús, un lugar muy fotogénico. Toma un tour para conocer sus haciendas y visita alguno de los viñedos cercanos donde disfrutarás de catas y degustaciones de quesos y vinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *