Hace 20 años se decretó a Álamos, Sonora, zona de Monumentos Históricos: INAH

 

Inicia una jornada de divulgación, abordando algunas de las acciones que el INAH ha llevado a cabo en materia de investigación, restauración, recuperación y difusión del patrimonio arqueológico e histórico de la región, desde 1986 hasta la actualidad; así como las acciones conjuntas con el gobierno municipal y organismos de la sociedad civil que se han llevado acabo.

 

Álamos, ubicada al sur del estado de Sonora, en el municipio del mismo nombre, es considerada una de las ciudades más importantes en el noroeste de México por su cultura, arquitectura novohispana y riqueza histórica de más de tres siglos. Se fundó a finales del siglo XVII como consecuencia del descubrimiento y explotación de ricos yacimientos mineros, contenidos en las entrañas de la Sierra de Álamos.

 

La existencia del patrimonio natural que circunda Álamos, fue un elemento clave para el desarrollo de los asentamientos humanos, que posteriormente dieron lugar a actividades comerciales, agropecuarias y mineras.

 

La zona de monumentos históricos comprende un área de 0.62 kilómetros cuadrados, compuesta por 59 manzanas, con 188 edificios de valor histórico, destinados al culto religioso, educativo, al uso de autoridades civiles y militares, así como al uso particular. Su eje rector es la plaza de Armas, seguida por el trazo octogonal de calles, manzanas y lotes irregulares adaptados a la topografía del terreno.

“En México existen 60 zonas de monumentos históricos; en Sonora, solo tenemos la de Álamos, de ahí la relevancia de los esfuerzos hacia el desarrollo de proyectos y programas de investigación y conservación que el INAH ha realizado, en coordinación con otros organismos de gobierno y civiles”, manifestó el antropólogo José Luis Perea González, director del Centro INAH Sonora.

 

“A 20 años de su decreto como zona de monumentos históricos, todavía queda mucho trabajo por realizar en materia de patrimonio edificado, dado su relevancia, se sigue promoviendo la conservación de sus espacios públicos y su estructura urbana, que, en conjunto, son un testimonio de valor excepcional para la historia social, política y cultural, no solo de Sonora, sino de México” añadió Perea González.

 

En 2019, con la finalidad de difundir la riqueza histórica de este municipio, el INAH y el Instituto Sonorense de Cultura publicaron el volumen “Zona de Monumentos Históricos de Álamos, Sonora”, que constituyó la décima edición de la Colección Patrimonio, que impulsa la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos y la Coordinación Nacional de Difusión del INAH.

 

Sin embargo, también el INAH ha trabajado en el registro de los bienes culturales muebles en recintos religiosos, como artefactos litúrgicos, mobiliarios, vestimentas, esculturas y otros bienes del siglo XVII al XIX, que se encuentran en templos y casas particulares.

 

El templo de San Miguel Arcángel en la localidad de Macoyahui Sonora, fundada en el siglo XVIII, es una de las construcciones más antiguas que se encuentran aún en pie, del periodo de evangelización jesuita, en la región noroeste de la República Mexicana y en el cual, el INAH ha realizado estudios históricos y arquitectónicos para su preservación.

Asimismo, se ha dado un amplio trabajo antropológico con las etnias mayo y guarijío, descendientes de sociedades que han habitado esta región por siglos. Siendo una de las prioridades el estudio y comprensión de aspectos culturales, tradiciones, desplazamientos territoriales y lingüísticos.

 

La ciudad actualmente es sede de importantes eventos culturales como el Festival Alfonso Ortiz Tirado el cual, desde 1985, se lleva a cabo anualmente en enero por el Gobierno Estatal, la Secretaría de Cultura y el H. Ayuntamiento de Álamos, donde se resalta al canto operístico como columna vertebral de esta festividad, pero que presenta, además, un mosaico cultural de la región, a través de la música y danzas tradicionales.

 

Por toda esta relevancia histórica y cultural, el INAH y el H. Ayuntamiento de Álamos, en el marco de estos 20 años conmemorativos de la zona de monumentos históricos, reconocerán a distintas personas por su participación y contribución a la preservación del patrimonio cultural, así mismo a algunas edificaciones por conservar sus valores históricos, arquitectónicos y culturales que dan identidad a los alamenses. La ceremonia simbólica se llevará a cabo el próximo 4 de diciembre del presente año en el patio del palacio municipal, bajo los protocolos de salud y sana distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *