Cuestionan papel de tribunales en resultados de comicios en EE.UU.

Ciudad de México, 5 de noviembre de 2020. – Las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de impugnar en los tribunales el conteo de los votos anticipados, parecen hoy algo difícil de cumplir, ante las complejidades de un proceso legal como ese, estiman expertos.

 

Trump arremetió contra el voto por correo durante la campaña, proceso que vinculó a un supuesto fraude sin presentar ninguna evidencia, alegación que reiteró en días recientes.

 

Este es un gran fraude en nuestra nación, queremos que la ley se utilice de forma apropiada, por ello acudiremos a la Corte Suprema, queremos detener el coteo de todos los votos, señaló el jefe de la Casa Blanca.

 

El gobernante se proclamó victorioso en estados que técnicamente siguen sin concluir el conteo de votos, ni manifiestan hasta este jueves una tendencia irreversible: Pensilvania, Georgia, Wisconsin y Carolina de Norte.

 

Los especialistas ponen en duda que los tribunales acepten estas demandas para detener el conteo de las papeletas recibidas antes o durante el día de los comicios, o que alguna disputa en las cortes pueda cambiar la trayectoria de la carrera en territorios fuertemente disputados como Michigan y Pensilvania.

 

Ned Foley, experto en leyes electoras en la Universidad del estado de Ohio, señaló a la agencia Reuters que los comicios de 2020 no tienen los ingredientes similares a los de las elecciones del año 2000.

 

En aquella ocasión, la Corte Suprema puso fin a un recuento de votos en Florida, y otorgó la presidencia a George W. Bush, en detrimento del candidato demócrata Albert Gore.

 

Es extremadamente temprano para decir, pero no parece posible que este proceso termine en un punto en el que el alto tribunal estadounidense tendría que pronunciarse, añadió Foley.

 

David Boies, quien representó a Gore en aquella ocasión, dijo ayer que es improbable que la campaña del gobernante tenga éxito en un posible impulso adicional para bloquear la extensión de límite de aceptación de las boletas por correo en algunos territorios.

 

Pienso que es más una posición política y una esperanza que cualquier otra cosa, entre otros factores porque el resultado en Pensilvania pudiera ser irrelevante, en dependencia de lo que suceda en Michigan y Wisconsin.

 

El equipo legal de Trump intervino también en un caso pendiente en el que exige bloquear el conteo de las papeletas que llegaron a los centros de recepción en Pensilvania, cómputo aún en curso que se espera concluya este jueves o mañana.

 

Aún sigue sin conocerse hasta hoy el resultado de estos comicios, en los cuales se registra un alto nivel de asistencia a las urnas.

 

En Georgia, Pensilvania y Arizona prosigue el escrutinio del voto anticipado y las millones de boletas enviadas por correo, frente al temor de la población por el contagio con la Covid-19.

 

Biden ganó la víspera en el crucial territorio de Michigan, con lo que se acerca cada vez más a los 270 votos electorales para obtener la presidencia.

 

Las proyecciones del diario The New York Times colocan en la mañana de este jueves a Biden con 253 votos, frente a 214 que logró hasta ahora Trump, pero otros medios otorgan hasta esta jornada 264 compromisarios al exvicepresidente y si este triunfa en Nevada, completaría los 270.

 

En Georgia, según la cadena CNN, la ventaja de Trump se redujo de centenares de miles a 40 mil votos en las primeras horas del jueves, aunque prosigue el cómputo pues -de acuerdo con fuentes oficiales de ese territorio- allí quedan más de 122 mil 500 papeletas sin contabilizar.

 

Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *