Se investiga el robalo blanco

CDMX 26 de noviembre del 2020.-A través del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), que  en conjunto con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo Mazatlán (CIAD) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) campus Sisal en Yucatán trabaja en la investigación acuícola para el cultivo de Robalo blanco (Centropomus viridis en el Pacífico y Centropomus undecimalis en el Golfo de México).

El INAPESCA inició formalmente los trabajos de investigación coordinada desde el año 2015, la primera etapa del proyecto de investigación consistió en adaptar a los reproductores a vivir en cautiverio e iniciar los procesos de domesticación. La primer madurez y corrida fue realizada con éxito por el personal del CIAD Mazatlán, consistente en 120,000 crías con una supervivencia superior al 60% en el año 2017, en 2018 se realizó la segunda corrida 370 mil crías y en 2019 una tercer corrida 630 mil crías.

En la actualidad solamente el CIAD Mazatlán tiene una reproducción de robalo de manera controlada y a escala piloto-comercial. 

En la fase actual del proyecto, el Inapesca junto con productores realiza investigación para la engorda del Robalo blanco en diversos sistemas de cultivo:

  • Jaulas flotantes (15 metros de diámetro x 5 de profundidad) con la empresa Proveedora Mar y Cultura en la Bahía de Topolobampo en Sinaloa.
  • Estanquería rústica (1/4 de hectárea) con la empresa Maricultura del Pacifico en Teacapan Sinaloa.
  • Estanques de geo membrana (9 metros de diámetro X 1.20 de profundidad) en la granja el barrito en Jalisco, con una siembra total de 620,000 robalos.

Se obtuvo durante 2019 y 2020 información sobre su manejo, alimentación y parámetros  físico-químicos que son de suma importancia durante su engorda en los diferentes sistemas de cultivo.

El robalo blanco producido en acuacultura, ya que brinda algunas ventajas  como: etiqueta de sustentabilidad, (producto no capturado en épocas de veda, cría de laboratorio certificado y manejo de buenas prácticas) y la garantía de que es un producto fresco al momento de la venta, con un valor cercano a los $ 150.00 por kilogramo.

El robalo blanco es un producto con una gran demanda para consumo debido a que es una especie con calidad, valor nutricional, proteico, buen sabor y consistencia. Por esta razón el INAPESCA busca la información tecnológica del robalo durante su engorda a diferentes temperaturas, densidades, sistemas de cultivo y salinidad, buscando generar un paquete tecnológico que derivará en transferencia tecnológica en beneficio de productores de todo el país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *