Las tendencias tecnológicas que las empresas no pueden ignorar si desean crecer en 2021

Ciudad de México, 30 de noviembre de 2020 – La capacidad de adaptación siempre ha sido necesaria para seguir creciendo en medio de los cambios que nos presenta nuestro entorno, sin embargo, para las empresas se ha convertido en un tema obligado si se busca ofrecer productos y servicios acordes a las necesidades de los clientes y, al mismo tiempo, brindar a los trabajadores herramientas acordes a la rápida digitalización que se vive.

 

Aldo Álvarez, consultor experto en innovación, Lead Service Designer y profesor del curso Implementación de proyectos de innovación de Crehana —la comunidad de aprendizaje en línea con más de 3 millones de estudiantes—, nos cuenta sobre las 9 tendencias tecnológicas que las empresas deberán considerar para continuar desarrollándose en el 2021.

 

“Son muchas las empresas que han comenzado a reaccionar por medio de la automatización de procesos y de nuevas metodologías de trabajo, que les permiten transformarse también en temas relacionados con el cuidado de la salud dentro del espacio laboral. Un ejemplo de ello son sensores que detectan si los empleados se lavan las manos con frecuencia o sensores en las computadoras que son capaces de saber si quien las usa tiene puesto o no cubrebocas. Esta información se suma a los datos que todas las empresas procesan de sus empleados con el fin de mejorar su desempeño, y se le conoce como Internet of Behaviour (IoB), un concepto que seguirá afectando la interacción de las empresas y sus colaboradores”, comenta Aldo.

 

 

 

Para seguir avanzando hacia el desarrollo, el experto recomienda tomar en cuenta estas 9 tendencias tecnológicas, las cuales se dividen 3 grandes rubros: enfocadas a las personas, la independencia en cuanto a la ubicación de las personas dentro de una organización y la resiliencia ante los cambios, como la actual crisis sanitaria:

  • Internet of Behaviour: Se refiere al uso de datos o información para cambiar comportamientos de las personas por medio de circuitos de feedback. El IoB puede recopilar, combinar y procesar datos comerciales de clientes, información de reconocimiento facial, seguimiento de ubicación, etc. Por ello, las leyes de privacidad de cada país serán primordiales para el monitoreo de IoB.
  • Total Experience: Combina los conceptos de multiexperiencia, experiencia del empleado y experiencia del usuario para transformar el resultado empresarial y mejorarlo desde la tecnología hasta los empleados, clientes y usuarios. Al vincularlas, en vez de mejorarlas de forma individual, se logra unificar tecnologías y se genera una ventaja competitiva sostenible.
  • Privacy-enhancing computation: Tiene como objetivo aumentar la privacidad por medio de mecanismos que protegen los datos sensibles mientras se analizan o procesan. Este enfoque se diseñó dada la creciente necesidad de compartir datos mientras se mantiene la privacidad y un entorno de confianza.
  • Distributed Cloud: Se refiere a cuando los servicios en la nube se distribuyen a diferentes ubicaciones físicas, pero el funcionamiento, gobernanza y evolución siguen estando a cargo del proveedor de la nube. Esta nueva forma de cloud permite a las empresas reducir costos de datos y mantener los servicios más cerca con escenarios de baja latencia.
  • Anywhere operations: Este modelo operativo permite acceder, entregar y habilitar empresas en cualquier lugar, a pesar de que los clientes, empleadores y socios comerciales operen en entornos físicamente remotos. La premisa debe ser operar predeterminadamente de forma digital en todo momento, además de perfeccionar digitalmente procesos que seguirán existiendo en el mundo físico, como la aplicación de reconocimiento facial, como ejemplo.
  • Cybersecurity mesh: Es una malla de ciberseguridad que tiene como fin ser escalable, flexible y confiable. Permite que el perímetro de seguridad se defina alrededor de la identidad de una persona o cosa, haciendo un enfoque más modular y receptivo al centralizar las políticas y distribuirlas.
  • Intelligent composable business: Una empresa inteligente es aquella que puede adaptarse y reorganizarse en función de la coyuntura. Esto va de la mano de una toma de decisión ágil e informada, por lo que se tendrá que permitir un mejor acceso a la información, además de aumentar la autonomía y democratización en toda la organización para que diferentes partes de la empresa reaccionen rápidamente y no se estanquen en procesos ineficientes.
  • AI engineering: Es necesario tener una estrategia sólida de ingeniería de Inteligencia Artificial (IA) para facilitar su rendimiento, escalabilidad y fiabilidad de los modelos. Esto evitará el desafío que enfrentan muchos proyectos de IA por problemas de mantenimiento y gobernanza, así como el impacto en la mayoría de las organizaciones.
  • Hyperautomation: Es la idea de que todo lo que pueda automatizarse dentro de una empresa debe hacerse. Es una tendencia impulsada por organizaciones que tienen procesos comerciales heredados que no están optimizados, o que crea problemas de costos. No es únicamente la incorporación de tecnologías, sino asegurarse de que brinde eficiencia, velocidad y democratización a las empresas.

No hay duda de que estas tecnologías deben operar conjuntamente para reforzarse entre sí y generar el crecimiento que necesitan las empresas para mantenerse relevantes en los próximos años. En Crehana para empresas se ofrecen diferentes alternativas para que las compañías puedan introducir y capacitar a sus empleados en éstas y otras áreas de innovación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *