Impulsa el ISSSTE transformación para revertir deterioro y deficiencias heredadas

CDMX 23 de octubre del 2020.-El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), impulsa una estrategia basada en mejorar la atención a los 13.5 millones de derechohabientes; terminar obras inconclusas; sanear las finanzas; transparencia para evitar corrupción y, sobre todo, consolidar un modelo de prevención en materia de salud. Con ello vamos a revertir el deterioro y falta de inversiones, la práctica de privatización de los servicios y terminar con inercias y deficiencias heredadas para responder a las demandas y reclamos de los servidores públicos que exigen respuestas más contundentes, señaló el Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda.

/cms/uploads/image/file/612210/AIMG_7694.jpg

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados, en el marco de la glosa del Segundo Informe de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, Ramírez Pineda informó que durante la pandemia se han atendido a más de 40 mil pacientes COVID, con una ocupación hospitalaria promedio nacional de 63 por ciento en los momentos más críticos, recibiendo a los derechohabientes y población en general.

Indicó que se hizo la reconversión del 100 por ciento de las unidades médicas hospitalarias, a unidades COVID y las camas disponibles pasaron de mil 618 a dos mil 581 y el número total de ventiladores creció 150 por ciento.

/cms/uploads/image/file/612209/AIMG_7689.jpg

Además, con 21 mil 404 trabajadores de la salud y 4 mil 331 médicos y enfermeras contratados con el apoyo del Instituto Nacional del Bienestar (INSABI), se atiende a los pacientes COVID.

Ramírez Pineda aseguró que de ninguna manera se ha descuidado el tratamiento de otros padecimientos como quimioterapia y radioterapia; a través del Programa “Asiste Infarto” están disponibles 25 unidades de atención para emergencias cardiovasculares, lo cual ha permitido aumentar del 76 al 91 por ciento la supervivencia de los pacientes.

Además, mencionó que al día de hoy se reanudaron los procedimientos quirúrgicos complejos, como trasplantes de riñón y córnea o las cirugías robóticas que mejoran la calidad de vida de los pacientes con cáncer de próstata.

Estableció que la transformación del Instituto no ha sido cancelada por la pandemia, acaso detenida temporalmente. Por ello, enfatizó, la ruta de cambios estará basada en cinco objetivos prioritarios: terminar las obras inconclusas, poniendo en condiciones dignas de servicio las que presentan deterioro y atender las necesidades de equipamiento de nuestros espacios de salud; poner en práctica una política de transparencia para evitar corrupción y disminuir paulatinamente las prácticas de subrogación; mejorar la atención a los derechohabientes en los 21 servicios, seguros y prestaciones; sanear las finanzas del Instituto, cumplir con las deudas contraídas con nuestros proveedores y en particular reducir el déficit en el seguro de salud y, por último,  consolidar un modelo de prevención en materia de salud.

 

El titular del ISSSTE comunicó a los diputados que ya inició el proceso de equipamiento en las clínicas para recuperar su capacidad de respuesta y atención a los pacientes. Están terminadas obras inconclusas, rezagadas e incluso olvidadas, como las ubicadas en Piedras Negras, Delicias, Tepic, Villahermosa y Tláhuac, además de que se instalaron 10 quirófanos en el Hospital 1º de Octubre y una nueva área de urgencias en el hospital Zaragoza de la Ciudad de México.

Asimismo, agregó, están superándose litigios heredados que impiden o dificultan la operación de algunas unidades médicas como las que se ubican en Puerto Vallarta, Celaya, Guanajuato, Monterrey, Tulancingo, Pachuca y Tijuana.

Con recursos del INSABI, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) rehabilitó el hospital Carlos Calero en Cuernavaca, Morelos, y también opera directamente el nuevo hospital del ISSSTE en Tepic, Nayarit.

De acuerdo con un diagnóstico en 2019 –señaló- se tienen hospitales que han rebasado su vida útil, algunos con más de 50 años de funcionamiento, como son los de Hermosillo, Acapulco, Torreón o el Darío Fernández, en la Ciudad de México, entre otros.

 

Finalmente, Ramírez Pineda comentó que actualmente el ISSSTE dispone de una infraestructura de mil 149 unidades de salud; 15 hospitales de alta especialidad; 97 hospitales generales y mil 37 clínicas familiares. Además de 230 estancias infantiles; 72 tiendas SUPERISSSTE; 42 centros culturales y 22 casas de día, en beneficio de su derechohabiencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *