Ciencia computacional durante el confinamiento

CDMX 12 de noviembre del 2020.-Términos como ambientes virtuales, eLearning, uso de tecnologías en tiempo real y comunicaciones digitales son temas comunes en el Departamento de Computación del Cinvestav, pero en los últimos meses esas tecnologías han sido indispensables para que sus estudiantes e investigadores continúen con sus trabajos de la mejor manera posible.

La cuarentena por la pandemia de covid-19 también ha impactado el quehacer científico en este departamento del Cinvestav. A pesar de que su trabajo no requiere de una presencia física, la ausencia de los investigadores y estudiantes ha impactado con las labores de investigación, docencia y desarrollo tecnológico.

En cuanto a la formación científica, una de las piedras angulares del Centro, de acuerdo con Guillermo Morales Luna, jefe del Departamento del Computación, fue necesario adaptarse a la impartición de cursos por teleconferencia, con lo que fue posible realizar de manera efectiva las actividades de conclusión e inicio de ciclos escolares, así como de los procesos de admisión a los programas académicos del Departamento.

“Concluimos ya un cuatrimestre impartido a distancia, hemos iniciado uno nuevo y hemos concluido el proceso de admisión a nuestro programa de maestría para quienes conformarán la Generación 2020 del programa. Hacemos un seguimiento de nuestros estudiantes en el segundo año de su programa de maestría y en el Seminario de Tesis respectivo hemos podido corroborar que (en general) van en buen tiempo sus avances de tesis”, sostiene Morales Luna.

Como ha sucedido en otras instituciones, uno de los principales obstáculos que tuvieron que sortear al inicio del confinamiento fueron las diferencias notorias en el equipo en infraestructura disponibles por los estudiantes, aunque al ser especialistas en Computación, ellos han mostrado una buena aplicación en su conocimiento para solventar los problemas y poder cumplir con su investigación.

Por lo que toca al trabajo de los investigadores, la mayor afectación se ha dado en el trabajo de grupo y en el fomento de las colaboraciones que propicia la sola convivencia social. Por la pandemia se ha incrementado el aislamiento de los trabajos de investigación, así que cada investigador ha debido concentrarse más en proyectos personales.

Pese a ello, se ha continuado con trabajos de investigación, docencia y desarrollo tecnológico; por ejemplo, el personal del departamento presentó varios proyectos relacionados con el covid-19, en la convocatoria ad-hoc publicada por Conacyt, y uno de ellos fue aceptado. También se ha continuado con proyectos contratados por instancias gubernamentales y por el sector privado.

Sin embargo, el jefe de Departamento de Computación del Cinvestav reconoce que es de esperarse un descenso en el número de publicaciones científicas (artículos o capítulos), aunque durante el confinamiento, han aparecido trabajos en publicaciones científicas, e incluso varios profesores y estudiantes han participado en congresos internacionales en la modalidad «en-línea».

Un punto que destaca el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores fue la discusión realizada en el seno del Colegio de Profesores del departamento, sobre si acaso el trabajo a distancia convertía a los programas académicos en programas «en-línea», con las consecuencias que eso representaría en términos administrativos.

“Nosotros creemos que no es así, porque los posgrados «en-línea» tienen características propias que no poseen nuestros programas, toda vez que no han cambiado en su esencia ni en su diseño, y tan solo los hemos adaptado a la impartición y seguimiento de manera remota. La característica de dedicación exclusiva y de tiempo completo, por parte de nuestros estudiantes, se ha cumplido estrictamente”, subraya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *