Campo mexicano libre de la mosca del Mediterráneo

CDMX 11 de noviembre del 2020.-La mosca del mediterráneo es una de las plagas no nativas de más alto poder destructivo de la hortofruticultura. Científicamente conocida como ceratitis capitata, esta especie es originaria de la costa occidental de África, desde ahí se extendió a zonas con climas templados y tropicales de los dos hemisferios.

Esta mosca ataca a más de 250 especies entre frutas y hortalizas, causando daño directo cuando las larvas emergen de los huevos y comienzan a alimentarse, generando pérdidas o destrucción de los mismos. En México, las especies potenciales de ser atacadas por esta plaga son el café, chabacano, chicozapote, guayaba, pera, naranja dulce, naranja agria, mango, mandarina, guanábana, toronja manzana, durazno, papaya, entre otros.

/cms/uploads/image/file/615611/WhatsApp_Image_2020-11-11_at_11.48.22_AM.jpeg

Para evitar que esta plaga afecte a estos cultivos, en nuestro país se produce por cría masiva un aproximado de 500 millones de pupas de moscas machos estériles semanalmente. Éstos son liberados en la franja fronteriza de México con Guatemala y compiten con los machos silvestres por las cópulas con hembras silvestres, logrando así disminuir paulatinamente la población de esta plaga hasta su erradicación. La Planta de Cría y Esteralización Moscamed, perteneciente al Senasica, está ubicada en Metapa de Dominguez, Chiapas y es la responsable de esta producción.

 

La Sanidad Vegetal es un activo fundamental, aunque intangible, para los productores agrícolas de frutas y hortalizas que son susceptibles al ataque de plagas que están reglamentadas por países que son importantes importadores de esos productos.

 

Además de la liberación de moscas estériles en áreas de riesgo, el Senasica aplica métodos de control químico, mecánico y biológico para lograr la erradicación de la plaga, por ejemplo, el uso de aspersiones terrestres y aéreas, recolecta y destrucción de los frutos en el área de cuarentena.Con apoyo de la Secretaría de Agricultura, el Senasica y el Gobierno de Chiapas, a través de los organismos auxiliares de Sanidad Vegetal,  se instalaron 13 Puntos de Verificación Interna (PVI) para el confinamiento de la plaga, en los cuales se verifica que todos los embarques comerciales de frutos estén acompañados del Certificado Fitosanitario de Movilización Nacional, para la Importación o Exportación, según corresponda.

 

México está libre de esta plaga desde 1982, ratificado oficialmente el 30 de Octubre de 2014 en el Diario Oficial de la Federación, lo que ha permitido a los productores mexicanos comercializar sus productos a otros países por más de 30 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *