Comicios internos y encuesta evidencian en Perú desinterés ciudadano

Ciudad de México, 30 de noviembre de 2020.- La baja participación en las llamadas elecciones internas de candidatos y el alto porcentaje de electores cuyas expectativas no llena ningún postulante presidencial, evidencian hoy las carencias de las fuerzas políticas en pugna en Perú.

 

Las cifras confirman múltiples opiniones sobre la crisis de los partidos vigentes, que auguran la virtual desaparición de los tradicionales tras las elecciones presidenciales y parlamentarias del 11 de abril de 2021.

Según un reporte preliminar de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), en los comicios fue muy escasa participación de los militantes de los 24 grupos políticos que eligieron a sus candidatos, en solo solo siete casos (cuatro con una lista única) y el resto solo eligieron delegados que a su vez nominarán a los postulantes.

La ONPE informó que se perfilan tres candidatos nominados ayer, Julio Guzmán, del centroderehista Partido Morado; Yonhy Lescano, de la tendencia centroizquierdista de Acción Popular, y Nidia Vílchez, del Partido Aprista, los dos últimos grupos tradicionales.

De los casi 22 mil afiliados que acreditó Acción Popular, al 53 por ciento del escrutinio solo habían votado cerca de 11 mil y de los 210 mil militantes que dice tener el aprismo, al 60 por ciento se verificó que sufragaron poco más de seis mil, mientras en el caso del Partido Morado, al 77 por ciento solo votaron poco más de dos mil 500.

También se evidenció escaso interés de los ciudadanos en una encuesta preelectoral de la empresa CPI, en la que 37,7 por ciento dijeron que no dará su voto a ninguno de los posibles candidatos a la presidencia y 23,3 por ciento que aún no se decide, lo que suma 61 por ciento y muestra que no hay favoritos.

El primer lugar de los que sí tienen preferencias lo ocupó, con apenas 8,1 por ciento, George Forsyth, postulante derechista que, por ser ajeno a los partidos tradicionales, busca presentarse como una opción nueva y diferente.

Detrás se ubicaron Julio Guzmán, con cinco por ciento; la neoliberal Keiko Fujimori (4,2), y la progresista Verónika Mendoza (3,4), y más abajo el economista neoliberal Hernando de Soto (2,9), el centroderechista Daniel Urresti (2,8) y Yhony Lescano (2,3).

Con menos de dos por ciento aparecen 17 postulantes y 12 de ellos suman apenas 3,7 por ciento y figuran solo como ‘otros candidatos’.

El sondeo, por otra parte, da luces sobre lo que reclama la población, pues 81 por ciento opinó que el nuevo presidente transitorio debería preocuparse por cambiar la constitución neoliberal de 1993 y solo 17,2 por ciento planteó que hay otros problemas más importantes.

 

 

Tomado de Prensa Latina

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *