Nombrado exalcalde como nuevo ministro del Interior en Chile

Ciudad de México, 4 de noviembre de 2020.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, nombró hoy como ministro del Interior a Rodrigo Delgado, quien deberá enfrentar no pocos desafíos en una cartera por la que ya pasaron en un año tres titulares.

 

Delgado, quien hasta hoy ejerció como alcalde durante tres períodos en la municipalidad de Estación Central, de esta capital, ocupa la vacante dejada por Víctor Pérez, que la víspera renunció al cargo tras ser aprobada en la Cámara de Diputados una acusación constitucional en su contra.

De 46 años, psicólogo de profesión y militante de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), Delgado es reconocido por su posición dialogante e incluso crítica hacia la gestión del gobierno en numerosos temas y, a diferencia de la mayoría de los miembros de su partido, votó por el Apruebo en el plebiscito del 25 de octubre.

Analistas llamaron la atención del gran salto que representa pasar de una alcaldía al cargo ministerial más importante del gabinete, pero lo califican como un funcionario competente, cercano a las preocupaciones de la población y con conocimientos para enfrentar los problemas existentes en el país.

En la ceremonia efectuada en el palacio de La Moneda en presencia del resto del gabinete, Piñera señaló que el gobierno tiene por delante una ardua labor con un proceso en marcha para la redacción de una nueva Constitución y en el enfrentamiento a la pandemia de Covid-19 y la recuperación de la economía, golpeada fuertemente por la crisis sanitaria.

Asimismo expresó que Rodrigo Delgado tendrá entre sus tareas inmediatas promover el diálogo y el entendimiento entre los sectores políticos y sociales del país y en especial trabajar en la modernización del aparato policial.

Precisamente, este punto fue el talón de Aquiles de sus tres antecesores, muy criticados por no asumir su responsabilidad política ante la violencia policial, en especial del cuerpo de Carabineros, que condujo a serias y múltiples violaciones de derechos humanos, denunciadas tanto nacional como internacionalmente.

En sus primeras declaraciones tras la ceremonia, Delgado admitió que tiene por delante un desafío muy complejo, pero consideró como lo principal para él ‘no desconectarme de la gente que he visto como ha sufrido en los últimos tiempos, ese Chile profundo que me ha traído hasta La Moneda’.

Tomado de Prensa Latina

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *