Conoce 3 Parques Nacionales cercanos a la Ciudad de México

CDMX 5 de octubre del 2020.-De las 182 áreas naturales protegidas (ANP) de México, 67 son parques nacionales, categoría que por su extensión ocupa el segundo lugar después de las reservas de la biósfera, pero es la primera por el número de ecosistemas que protege, heterogeneidad que los distingue entre los de mayor belleza escénica.

También esta categoría fue la primera de las áreas protegidas del país, ya que la más antigua es el Parque Nacional Desierto de los Leones, decretada por el presidente Venustiano Carranza en 1917, aunque antes, en 1876, el presidente Sebastián Lerdo de Tejada lo nombró reserva forestal para preservar sus manantiales, y la más reciente fue recategorizada como tal un siglo después, en 2017: el Parque Nacional Revillagigedo.

Todos los parques nacionales gozan de la protección más alta de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente que en esos espacios sólo permite actividades relacionadas con la preservación de los ecosistemas y de sus elementos, la investigación y la educación ecológica, la recreación y el turismo, dado su valor científico, histórico y ecológico.

Al alcance de los habitantes de la Ciudad de México se encuentran varios de estos parques naturales, tanto los que existen en territorio capitalino, como el Desierto de los Leones, Fuentes Brotantes de Tlalpan, Cerro de la Estrella, Tepeyac, Lomas de Padierna, Cumbres del Ajusco e Histórico de Coyoacán, como varios más que se ubican en proximidades de la urbe, como Lagunas de Zempoala e Iztaccíhuatl-Popocatépetl.

Desierto de los Leones

En el Parque Nacional Desierto de los Leones, ubicado en los Montes de Santa Fe, o Cerro de las Cruces del Eje Transversal Neovolcánico, en la alcaldía de Cuajimalpa, a principios del siglo XVII se construyó un convento carmelita en medio de bosques de coníferas. Hoy, el parque de 1,866 hectáreas es uno de los más grandes e importantes de la Ciudad de México.

Es también de los principales pulmones de la capital mexicana  y cuenta con espacios abiertos al público para actividades deportivas, recreativas y culturales. A finales de los años noventa varios incendios afectaron una vasta zona, por lo cual se designó un área de restauración de al menos 400 hectáreas de bosque. Poco después, en el año 2000 la administración del Parque Nacional Desierto de los Leones y de otras áreas protegidas pasó a ser responsabilidad del hoy Gobierno de la Ciudad de México para preservarlas, restaurarlas, desarrollarlas y vigilarlas.

El nombre Desierto de los Leones se atribuye a que esos bosques son hábitat del gato montés, al cual los campesinos encontraban parecido con el león. Y se le llamó desierto porque los carmelitas descalzos que moraban el convento practicaban, entre muchas disciplinas de renunciación, el silencio propicio en un lugar aislado del mundanal ruido citadino.

El Desierto de los Leones  abre de martes a domingo de 8 a 17 h. Puedes llegar en transporte público por el metro Barranca del Muerto, abordar un camión Santa Rosa hasta la última parada, y de ahí tomar un taxi. En automóvil viaja por la carretera México-Toluca o por Insurgentes Sur a la altura de San Ángel y toma el Antiguo Camino al Desierto de los Leones. Más información al teléfono: 55 5814 1171.

Lagunas de Zempoala

Otro sitio natural próximo a la Ciudad de México es el Parque Nacional Lagunas de Zempoala que en voz náhuatl significa veinte lagunas o muchas lagunas, y está inmerso en un bosque de oyamel, pino y encino.

Creado en 1936 también por el general Cárdenas, se extiende sobre 4,790 hectáreas del municipio morelense de Huitzilac y el de Ocuilan, Estado de México, y conserva la mitad de sus cuerpos de agua, el resto se recarga en época de lluvias.

Posee una rica biodiversidad acuática de importancia regional y del país, entre la que sobresale la trucha del Eje Neovolcánico.

El turismo puede acampar, realizar senderismo, rappel en una pared de 3,200 metros, y cuenta con algunos servicios como mirador, área para comer y sanitarios.

Para llegar en automóvil avanza por la carretera libre 95 México-Cuernavaca, dirígete rumbo al poblado de Huitzilac, por Tres Marías, y toma la carretera Huitzilac-Santa Martha. El acceso al parque y a su estacionamiento, es gratuito.  El aforo permitido por la contingencia sanitaria es de 30% y abre únicamente sábados y domingos de 9 a 17 h.

Un autobús que sale de la Central Sur de Taxqueña te deja en el poblado de Tres Marías, donde se aborda otro autobús que va a Huitzilac. Ahí se toma un taxi o un autobús con destino a Toluca y se pide bajar en las lagunas. Más información al teléfono: 777 3722524.

Popocatépetl-Iztaccíhuatl

Otro parque nacional que desde 2010 forma parte de la Red Mundial de Reservas de la Biósfera y es accesible a los habitantes de la Ciudad de México es el Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, que abarca 39, 819 ha que geográficamente comparten los estados de México, Puebla y Morelos, pero que para todos los mexicanos encierra un gran simbolismo ya que durante siglos se gestó la leyenda del Idilio de los Volcanes que da vida humana y heroica a estas elevaciones.

Los volcanes Popo y el Izta forman parte de la Sierra Nevada y poseen hermosos paisajes boscosos de pino, encino y oyamel, hábitat de venados cola blanca, gallinas de monte, conejos teporingo o zacatuche y charas, entre otras especies. Los nombres de estos volcanes provienen del náhuatl: Popocatépetl significa “cerro que humea” (popoca, que humea, y tépetl, montaña), e Iztaccíhuatl, mujer blanca: Iztac, “blanca”, y cíhuatl, mujer.

Fue creado por el presidente Lázaro Cárdenas en 1935 con el propósito de proteger las cuencas altas hidrográficas que abastecen de agua a los valles de México, Puebla-Tlaxcala y Morelos, y para conservar suelos, bosques, flora y fauna del lugar, así como para preservar su extraordinaria belleza paisajística.

Del macizo montañoso Sierra Nevada, de 100 km, se tiene registro de 471 especies de flora, fauna y hongos; 18 de las cuales son endémicas y 35 se encuentran en alguna categoría de riesgo de acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010, incluidos todos los endemismos.

El parque Izta-Popo es un sitio ideal para los alpinistas que pueden ascender las cumbres nevadas. Para otros visitantes es mejor la caminata, el senderismo, el ciclismo de montaña, acampar o disfrutar de un día de campo. Desde Paso de Cortés se pueden observar el Pico de Orizaba, La Malinche, el Nevado de Toluca y la Sierra de las Cruces, lo mismo que los valles de Puebla, Tlaxcala y la gran cuenca de México.

Después de un largo periodo de cierre obligado en las ANP, el Parque Nacional Izta-Popo se reactiva en el presente mes de noviembre bajo un esquema de nueva normalidad que impone la contingencia generada por la pandemia de COVID-19. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas desarrolló un protocolo sanitario en materia turística que se aplicará para la apertura del Parque Nacional Izta-Popo.

Con apego a las instrucciones sanitarias por la contingencia de COVID-19El Parque Nacional Iztaccíhuatl Popocatépetl tiene horarios de ingreso de lunes a viernes de 9 a 16 h, y sábado y domingo de 7 a 16 h, con un aforo máximo del 30%. El registro de visitantes se realiza en la caseta ubicada junto a la pluma de acceso al Iztaccíhuatl. Al estacionamiento de Paso de Cortés sólo pueden ingresar 75 vehículos y, en la zona de La Joyita, 50, incluidos tanto los de prestadores de servicios como los de visitantes en general. Está prohibido el ingreso de autobuses.

En transporte público se llega desde la terminal TAPO, donde salen camiones hacia Amecameca. En este poblado se toma un taxi o pesera hacia Paso de Cortés.

En automóvil particular: toma la autopista México-Puebla número 150 hasta la desviación a Cuautla. Continúa hacia Amecameca hacia el albergue Tlamacas donde encuentras el registro de Rescate Alpino y cubres una cuota de entrada de $30 pesos.

Vía Zaragoza: Toma la calzada Zaragoza y continúa por la  autopista a Puebla. Después, sigue la desviación a Cuautla. Tras pasar la caseta continúa por la carretera federal rumbo a Amecameca. Toma la desviación a la izquierda hacia Tlamacas, pasa el pueblo de San Pedro Nexapa y llegarás a Paso de Cortés.

Vía Xochimilco: toma el Periférico con dirección a Xochimilco y continúa por la carretera hacia Oaxtepec. En el kilómetro 35.5 toma la desviación a Juchitepec, donde debes dar vuelta a la izquierda, rumbo a Tenango del Aire. Continúa rumbo a Ayapango y Amecameca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *